Shingeki no Kyojin – Attack on Titan

Hace 107 años, sin razón aparente, aparecieron en la tierra los titanes, seres humanoides de tamaño gigantesco… que comen personas. Su poder era tan superior que casi llevaron a la humanidad a la total extinción, solo unos pocos pudieron sobrevivir dentro de un enorme terreno amurallado, protegido por muros de 50 metros de altura. Nunca ningún Titán ha podido atravesar esos muros… hasta hoy.

Con esta original sinopsis se nos presenta esta fiel adaptación del manga del mismo nombre, Shingeki no Kyojin. El encargado de la adaptación es Tetsuro Araki, mayormente conocido por ser el director del anime Death Note

Puede que de primeras la idea nos suene algo absurda al leerla, pero realmente está tratada con un tono muy serio, incluso terrorífico, mostrándonos momentos muy duros e impactantes de manera convincente. Todo esto viene acompañado con una animación espectacular, con escenas de acción muy bien planteadas, lo que no hace otra cosa que mejorar la calidad de la serie. Los personajes, sobre todo los protagonistas, están tratados con gran profundidad psicológica, lo que ayuda a darles personalidad y una carga emocional importante. 

El comienzo de la serie es de los más potentes que se recuerdan, con un magnifico opening, tan épico como la serie. Si bien es cierto, no toda la serie tiene el endiablado ritmo de los primeros capítulos. Como es lógico, en algunos momentos la cosa se tranquiliza, mostrándose la serie como es en realidad: algo irregular en cuanto a la acción. Igual hay un par de capítulos seguidos en los que no pasa gran cosa… que de repente se lía pardísima de manera épica.

Quizás lo que pierde de potencia lo gana en intriga, ya que ante todo es una serie impredecible, con algún golpe de efecto digno de George R. R. Martin, que deja bastante descolocado y con ganas de saber qué va a pasar. Además, durante toda la serie, se van formulando preguntas muy interesantes que logran atrapar al espectador, quien, deseoso de saber cuáles son las respuestas, devorará los capítulos cual titán hambriento.

De seguir a este nivel puede convertirse en uno de los animes más exitosos y valorados de los últimos tiempos, si no lo ha conseguido ya. Sin duda, de obligado visionado para los palomiteros amantes de la intriga y lo impredecible.

Cosas a destacar: impredecible, atrapa a incluso los que no son tan amantes del anime.

Duración: 22 min.

Director: Tetsuro Araki

País: Japón

Nota palomitera: 4/5

The Purge: La noche de las bestias – The Purge

Indudablemente, The Purgue parte de una idea muy interesante: en un futuro cercano, en EE.UU. durante una noche al año, están permitidos todos los crímenes, por lo que principalmente existen dos opciones: salir a cometer robos, violaciones y asesinatos… o esconderte y tratar de protegerte hasta que pase la noche.

Qué demonios, la idea suena genial, muy mal lo tienen que hacer para que no sea una buena película… y efectivamente.
Este thriller distópico (o utópico, según se mire) comienza bastante interesante, pero conforme pasan los minutos todas las expectativas que nos había creado se van convirtiendo en decepciones, con un guión muy sencillo repleto de incoherencias y resoluciones ridículas.
La idea de la película está muy mal aprovechada, ya que termina siendo una película muy convencional y previsible: unos pocos sustos típicos y muchas escenas de supuesta tensión que acaban aburriendo. Para palomitear una tarde en casa puede estar entretenida, pero no merece la pena pagar por verla en el cine.
Eso sí, he de reconocer que para sus creadores está siendo muy taquillera y rentable, ya que solo ha constado 3 millones y los beneficios ya se cuentan por decenas de millones.
Como curiosidad, decir que el tráiler te cuenta prácticamente el 90% de la película. Si quieres ver la película NO veas antes el tráiler porque es un spoiler absoluto.

Cosas a destacar: La idea de la que parte la película y un par de escenas de acción.
Duración: 86 min.
Director: James DeMonaco
País: Estados Unidos
Nota palomitera: 2/5