Shingeki no Kyojin – Attack on Titan

Hace 107 años, sin razón aparente, aparecieron en la tierra los titanes, seres humanoides de tamaño gigantesco… que comen personas. Su poder era tan superior que casi llevaron a la humanidad a la total extinción, solo unos pocos pudieron sobrevivir dentro de un enorme terreno amurallado, protegido por muros de 50 metros de altura. Nunca ningún Titán ha podido atravesar esos muros… hasta hoy.

Con esta original sinopsis se nos presenta esta fiel adaptación del manga del mismo nombre, Shingeki no Kyojin. El encargado de la adaptación es Tetsuro Araki, mayormente conocido por ser el director del anime Death Note

Puede que de primeras la idea nos suene algo absurda al leerla, pero realmente está tratada con un tono muy serio, incluso terrorífico, mostrándonos momentos muy duros e impactantes de manera convincente. Todo esto viene acompañado con una animación espectacular, con escenas de acción muy bien planteadas, lo que no hace otra cosa que mejorar la calidad de la serie. Los personajes, sobre todo los protagonistas, están tratados con gran profundidad psicológica, lo que ayuda a darles personalidad y una carga emocional importante. 

El comienzo de la serie es de los más potentes que se recuerdan, con un magnifico opening, tan épico como la serie. Si bien es cierto, no toda la serie tiene el endiablado ritmo de los primeros capítulos. Como es lógico, en algunos momentos la cosa se tranquiliza, mostrándose la serie como es en realidad: algo irregular en cuanto a la acción. Igual hay un par de capítulos seguidos en los que no pasa gran cosa… que de repente se lía pardísima de manera épica.

Quizás lo que pierde de potencia lo gana en intriga, ya que ante todo es una serie impredecible, con algún golpe de efecto digno de George R. R. Martin, que deja bastante descolocado y con ganas de saber qué va a pasar. Además, durante toda la serie, se van formulando preguntas muy interesantes que logran atrapar al espectador, quien, deseoso de saber cuáles son las respuestas, devorará los capítulos cual titán hambriento.

De seguir a este nivel puede convertirse en uno de los animes más exitosos y valorados de los últimos tiempos, si no lo ha conseguido ya. Sin duda, de obligado visionado para los palomiteros amantes de la intriga y lo impredecible.

Cosas a destacar: impredecible, atrapa a incluso los que no son tan amantes del anime.

Duración: 22 min.

Director: Tetsuro Araki

País: Japón

Nota palomitera: 4/5

Red 2

Resulta que me ha dado por ir al cine los miércoles (día del espectador), sólo vale cinco euros y la verdad, merece la pena.  Esta vez iba con mis padres a ver Guerra Mundial Z, pero todo el barrio había tenido la misma idea y no quedaban butacas. ¡Qué chasco! Mis padres optaron por volver a casa pero yo no me rindo tan fácilmente, y ya que estaba ahí con mis dos bocatas y mi cerveza preferí meterme en otra película. Así que gracias a la afluencia de público de la última de Brad Pitt, ¡hoy tenéis un análisis de esta peli! (os quejaréis…)

Os pongo en situación: Moses (Bruce Willis) es  un agente retirado que pretende vivir la típica

jubilación americana con jardincito, barbacoa y demás parafernalia. Pero su antiguo compañero (John Malkovich) le advierte que no va a disfrutar su merecido descanso junto a su mujer (Mary-Louise Parker) si no que va a tener que luchar por su vida una vez más (hay una primera entrega: RED, la cual no es necesaria ver para seguir el hilo argumental). Se emprenden los tres en una búsqueda para resolver el antiguo caso por el que los servicios secretos de varios países les pretenden asesinar y  que les lleva a recorrer media Europa y a encontrarse antiguos conocidos de su mundo laboral (la película tiene un reparto bastante bueno, la verdad).

Tendremos acción, persecuciones, momentos cómicos, amantes, giros argumentales… aunque no llegará a ser una película que entre en nuestra hemeroteca  tampoco nos hará salir a disgusto del cine.

Cosas a destacar: Anthony Hopkins (Hannibal Lecter) también está demente en la película. Se le da bien hacer de loco al señor.

Duración: 116 min.

Director: Dean Parisot

País:  EEUU

Nota palomitera: 3/5

Nameless gangster – Bumchoiwaui junjaeng: ¿el padrino asiático?

Buscando películas recién salidas del horno, es decir, estrenadas en DVD, me llamó la atención ésta en concreto, y más aún,después de ver el tráiler.  A las personas que palomiteamos este género (como a mí) nos tiene que atraer sí o sí. ¿Por qué? Tiene violencia, traiciones, politiqueos, sobornos

foto-nameless-gangster-4-781

En mi opinión, el director vio todos los clásicos antes de embarcarse en su película, lo que se nota, y para bien. Hay que decir que aunque sea de gangsters, está adecuada a la sociedad sur coreana.. No nos encontramos la típica película americana, lo cual es un soplo de aire fresco en el género.

Ahora entremos en material: el prota es un padre de familia, inspector de aduanas corrupto, que un día encuentra un alijo de drogas y decide dar el gran salto. Para ello se apoya de lo que más tiene: familia (recordemos que las sociedades asiáticas se mueven por clanes formados por los apellidos, así que resulta que tienes familia por todos los rincones). El hilo conductor de la película es su ascenso en el mundillo y los intentos por pararlo del fiscal local, el único tipo incorruptible del país, por lo que pude ver…

La película no es todo agua de rosas, también tiene algún aspecto discutible:

  • El doblaje es todo a voz española neutra. Ya que no salen extranjeros, consideran a todos los actores locales. Y al ser su idioma muy distinto al nuestro, se nota la diferencia entre la voz que oímos, y la boca de la que sale.
  • Acabarás la película y no sabrás más de tres o cuatro nombres, pues son todos difíciles e impronunciables.
  • El número de palizas que salen (sin ser escenas demasiado violentas, punto a favor), es tan alto que acaban convirtiéndose en hechos sin importancia. Tan amigos, oye.

Nameless-Gangster-Rules-of-the-Time-Ha-Jung-Woo-2012-Korean-Movie-620x

Aun así, no deja de ser una película bastante lograda que no creo que os deje insatisfechos. Y desde luego es original, pues yo ni sabía que existía mafia en Corea del Sur. Nadie se libra de esta lacra social, por lo que veo…

Cosas a destacar: aparece un guiño muy claro al padrino, con el protagonista mayor, en una fiesta de cumpleaños.

Duración: 133 min.

Director: Yun-Jong-bin

País: Corea del Sur

Nota palomitera: 3,5/5

The Host (la huésped) – The Host

Sí, señores, vamos a hablarles de La huésped: esa película e historia en general que se podría haber ahorrado el mundo de haber caído en comprar lentillas azules. No te leas esto si te tomaste la película como algo serio, te recomiendo un psicólogo en tal caso.

The Host, esa película llena de incongruencias en el guión y contradicciones, se estrenó este año y está basada en otra de las rosáceas novelas de Stephenie Meyer, ¿qué quiere decir esto? Pues que ya sabes lo que te vas a encontrar. Yo la vi sabiendo a lo que iba (nada nuevo, el esqueleto de toda novela rosa desde los inicios del calentón femenino): chica autónoma e independiente conoce a chico, se enamoran, momento polvazo, chico y chica tienen crisis de pareja, se mete un tercero en discordia y al final: boda. A pesar de que esta no fue así del todo no me proporcionó nada nuevo, aunque he de decir que me sorprendió. Esta vez no habla de vampiros sacados de las peores pesadillas de Anne Rice sino de alienígenas pacifistas con una mentalidad un poco nazi.

La sinopsis de la película, por lo que comprendí, es que el mundo está mejor que nunca, entonces los alienígenas nos invaden para suplantar nuestra alma por mini anémonas pacifistas que quieren descubrir dónde están los últimos humanos para matarlos (pregunta: si tan bien estaba el planeta, para una vez que no la cagamos, ¿van y nos quieren matar?).

Melanie, la chica de la peli, ha sido capturada por el núcleo supremo de alienígenas y le implantan el alma de la anémona Wanderer (que en un intento demasiado sofisticado del traductor decidió dejar en inglés perdiendo así todo doble significado y quedando en un mero nombre largo cuando podría haberse llamado Nómada, Errante o algo así). Sin embargo, ¡sorpresa! El alma de Melanie no desaparece y se ve transformada en una voz en off con la que discute todo el tiempo, al principio para convencer de que no le diga nada a la rubia mala (que a partir de ahora llamaremos Cifuentes) sobre el paradero de su familia humana, y más tarde para decidir si besa o no a su novio. La voz de Melanie tiene un papel y función tan importante que muchas veces me alegré de estar viendo la película porque de haber leído el libro me habría pegado un tiro. En otro de mis momentos de lucidez me recordó a muchos de los diálogos que tiene Bella en Crepúsculo, y me apené pensado que esa voz en off habría sido el mejor papel que le podrían haber dado a Kristen Stewart en lugar de dejarnos boquiabiertos con tal atroz interpretación llena de dramatismo y matices.

The Host es una película que teniendo un mínimo de criterio con la vida misma si te la tomas en serio, sufres. No obstante desde el momento en que te la tomas como una película de humor, la cosa cambia.

Los grandes momentos del tipo “voy a besar al novio del cuerpo al que estoy poseyendo porque necesito que mi voz en off vuelva y sé que así aparecerá, pero cuando aparece decido resolver la situación al estilo alienígena” seguidos por impactantes frases finales filosóficas dignas de tatuar en el pecho en estado de melopea aguda. Todo ello forman una ensalada de sensaciones que no sabes como definir y situaciones muy graciosas, tales como el momento en el que la Cifuentes aparece dispuesta a matar a Wanderer pero tal aparición en la que esperas algo de acción dura tanto como un disparo venido de la nada que derriba a la rubia. Ahora eso sí, no penséis que os he dicho los mejores momentos porque hay miles más la mar de divertidos. No la recomiendo a nadie que quiera aprovechar su tiempo y sí a alguien que tenga un problema de hormonas muy acelerado.

Duración: 125 min.

Director: Andrew Niccol

País: Estados Unidos

Nota palomitera: 1/5

Doctor Who

“Come on, you two. Things to do. People to see. Whole civilizations to save.”
The 11th Doctor
Dr Who es una serie británica que cuenta las aventuras de un extraterrestre humanoide llamado The Doctor y sus acompañantes a través del tiempo y el espacio gracias a la TARDIS (una nave con el aspecto de una cabina de teléfono azul).
Los capítulos se ambientan en el lejano futuro y en momentos cruciales de la historia. De hecho, a lo largo de los viajes The Doctor se codea y une fuerzas con personajes como Churchill, Dickens o Van Gogh. Sin embargo, también se enfrenta a ejércitos de enemigos que continuamente intentan destruir la Tierra. Algunos de los villanos que aparecen repetidamente son los Daleks, los Cybermen y su némesis personal The Master, los cuales a través de sus apariciones dan forma al universo de Dr Who.
Los capítulos se caracterizan por sus giros argumentales y en el caso de capítulos múltiples, unos cliff-hanger interesantes que te dejan con ganas de ver el siguiente episodio.
Es una serie que o la adoras o te aburre y necesitas varios capítulos para amoldarte al ritmo que ofrece (en mi caso, fue en el tercero cuando me picó el gusanillo). Dejando a un lado la serie clásica, tenemos 7 temporadas para disfrutar. Eso da para palomitear durante horas y horas.

Cosas a destacar: Está llena de contrastes. Si te gusta la fantasía es una serie que logrará engancharte. Mucho.

Duración: 50 min.

Director: Varios

País: Reino Unido

Nota palomitera: 5/5

The Purge: La noche de las bestias – The Purge

Indudablemente, The Purgue parte de una idea muy interesante: en un futuro cercano, en EE.UU. durante una noche al año, están permitidos todos los crímenes, por lo que principalmente existen dos opciones: salir a cometer robos, violaciones y asesinatos… o esconderte y tratar de protegerte hasta que pase la noche.

Qué demonios, la idea suena genial, muy mal lo tienen que hacer para que no sea una buena película… y efectivamente.
Este thriller distópico (o utópico, según se mire) comienza bastante interesante, pero conforme pasan los minutos todas las expectativas que nos había creado se van convirtiendo en decepciones, con un guión muy sencillo repleto de incoherencias y resoluciones ridículas.
La idea de la película está muy mal aprovechada, ya que termina siendo una película muy convencional y previsible: unos pocos sustos típicos y muchas escenas de supuesta tensión que acaban aburriendo. Para palomitear una tarde en casa puede estar entretenida, pero no merece la pena pagar por verla en el cine.
Eso sí, he de reconocer que para sus creadores está siendo muy taquillera y rentable, ya que solo ha constado 3 millones y los beneficios ya se cuentan por decenas de millones.
Como curiosidad, decir que el tráiler te cuenta prácticamente el 90% de la película. Si quieres ver la película NO veas antes el tráiler porque es un spoiler absoluto.

Cosas a destacar: La idea de la que parte la película y un par de escenas de acción.
Duración: 86 min.
Director: James DeMonaco
País: Estados Unidos
Nota palomitera: 2/5